Conocimos a María del Pilar hace cerca de 2 años.  Inicialmente nos recomendaron su trabajo para apoyar y potencializar las habilidades sociales de nuestro hijo Pedro de 2.5 años, quien para ese entonces era un niño muy sensible sensorialmente y le costaba trabajo establecer relaciones con otros niños a través del juego. 

Mauricio & Juliana (papás de Pedro)

Testimonio completo

Desde ese momento, hemos venido aprendiendo de la mano de María del Pilar y el modelo casAzul,  con resultados muy poderosos en la manera como Pedro se relaciona con otros niños y adultos.  Hoy nuestro hijo ya de 4.5 años es un niño muy feliz que participa y disfruta las actividades escolares y extracurriculares con otros niños.  Estamos convencidos de que el modelo casAzul es una herramienta que ayuda a maximizar el potencial individual de cada niño, independiente del nivel y tipo de desafíos de desarrollo que enfrente, creando las bases a nivel familiar para que las interacciones del día a día con nuestros hijos sean no sólo muy entretenidas sino altísimamente enriquecedoras para ellos. Adicionalmente, la aproximación a profundidad de María del Pilar en el caso de nuestro hijo, junto con su mentalidad práctica, han sido de gran soporte para equiparnos, acompañarnos y ayudarnos a sobrepasar los diferentes retos que hemos enfrentado como padres durante estos años.

En esta búsqueda constante de información para encontrar maneras de mejorar la calidad de vida de nuestro hijo Luciano con diagnóstico de autismo, conocimos el modelo casAzul, una aproximación diferente a todas las anteriores que habíamos conocido y utilizado.  María del Pilar logra por su experiencia de vida, transmitir las pautas y estrategias de acompañamiento para nuestro hijo, de manera clara y sobre todo, con una gran capacidad de comprensión de nuestra realidad.

Carolina & Juan Pablo – papás de Luciano (10 años).

Testimonio completo

Los resultados son muy satisfactorios. Podemos resaltar una comprensión nueva y más amplia de la realidad de nuestro hijo.
Mayor asertividad para trabajar ciertos comportamientos, prevenirlos y mejorar nuestro día a día. Las pautas que nos ofrece el modelo casAzul son enfocadas a nosotros como padres y a los adultos que interactúan con nuestro hijo, y nos ha permitido a todos interacciones más satisfactorias y enriquecedoras para Luciano. Por último, sentimos que lo aprendido en casAzul se convierte en hábitos como tal, y se pueden aplicar en la mayoría de las situaciones cotidianas con nuestro hijo. Es un camino que vamos construyendo paso a paso, pero con su con el acompañamiento de María del Pilar, hace que sea más guiado y estructurado, y en el cual reconocemos avances notables en el desarrollo de Luciano.
Muy recomendado para familias de niños dentro del espectro autista, y profesores en colegios con alumnos en programa de inclusión que estén en búsqueda de herramientas prácticas para el aula.